25 DE NOVIEMBRE, DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES

/, Portada/25 DE NOVIEMBRE, DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES

25 DE NOVIEMBRE, DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES

Cada 25 de noviembre ponemos el foco en esta fecha para recordarnos que la violencia sobre la mujer es algo que sigue ocurriendo en todo el mundo y también en nuestro país y en nuestra región.

Hoy presentamos una campaña con la que pretendemos continuar sensibilizando a la sociedad, mostrando nuestro rechazo a la violencia que se ejerce sobre las mujeres por el mero hecho de ser mujer, y sobre todo, lanzar un mensaje claro a las personas que sufren de esta situación, transmitiéndoles el apoyo de las instituciones y que todas y todos estamos aquí para acompañarlas y ayudarlas a salir de las situaciones de violencia que las atrapan, tanto a ellas como a las personas dependientes de ellas.

La violencia sobre las mujeres se manifiesta de múltiples formas, atrapa a mujeres de todas las edades, y se intensifica en aquellas que tienen menos oportunidades. Menos oportunidades económicas, menos oportunidades de acceso a los servicios o menos energía por estar sometidas a demasiados años de malos tratos.

La campaña intenta trasladar de cuatro formas diferentes el apoyo y el acceso a los recursos a los que tienen derecho las víctimas de la violencia machista, y que esas formas de acceso tienen varios caminos, las llamadas telefónicas, a través del 016, de números de atención de nuestros recursos en Cantabria, apoyo psicológico a través de mensajes por whatsapp, o el uso de correos electrónicos.

El primer mensaje que podemos ver es el mensaje de que las mujeres que se encuentran atrapadas tienen apoyo en muchos lugares y profesionales. Que se acerquen a estos lugares, a su ayuntamiento, a su centro de salud, a la Policía, a la Guardia Civil, a los centros especializados del Gobierno de Cantabria, que pueden cambiar de vida. Que se puede salir de esta situación.

Son demasiadas mujeres las que se encuentran actualmente en esta situación. La reciente publicación de la macroencuesta de violencia de género publicada cada cuatro años por la Delegación del Gobierno para la violencia de género, y que nos permite tener un conocimiento en profundidad de la situación de la violencia machista en nuestro país nos informa que aún hay demasiadas mujeres atrapadas en la violencia. Violencia que se manifiesta de muchas formas.

Podemos estimar que el número de mujeres que sufren violencia física o sexual en Cantabria son 1%, 2605, mujeres que son abofeteadas, les lanzan objetos, las empujan, las golpean, las intentas asfixiar, les amenazan con armas, y les hacen daño y sufren lesiones.

El 1,4%, 3. 646, sufren violencia sexual, les obligan a mantener relaciones sexuales mediante la amenaza, la fuerza y el miedo.

Un 5.6% 14. 587, sufre violencia psicológica, reciben insultos, menosprecios, humillaciones, intimidación, amenazas a ellas o a las personas que quieren, y que les van a quitar a sus hijos.

Un 6.9% 17.973, son controladas impidiendo estar con sus amistades, o familiares, sufren la exigencia de informar de lo que están haciendo en todo momento, son presionadas con conductas de celos y de desconfianza continuas.

Un 2.1%, 5470, sufren de violencia económica, no pueden acceder al dinero, no pueden tomar decisiones sobre cómo se gasta, no pueden trabajar o estudiar fuera del hogar o los maltratadores utilizan sus tarjetas y piden préstamos sin su consentimiento.

De la violencia de género se puede salir

Todas estas formas de maltrato en muchas ocasiones se producen a la vez, y crean un entorno que atrapa y dificulta salir de la situación. Según un estudio publicado el año 2019, la media de tiempo que una mujer verbaliza esta situación de maltrato son 8 años y ocho meses. Demasiado tiempo. Por es nuestra insistencia una y otra vez en informar de los recursos de ayuda, del mensaje de salida de esa situación que las atrapa.

De la prostitución, explotación sexual y trata se puede salir

Un segundo foco lo queremos poner en las mujeres víctimas de trata, explotación sexual y prostitución. Las redes que las atrapan son redes criminales. La falta de oportunidades en su vida, situaciones de pobreza, violencia, abusos han ido empujándolas a caer en manos de proxenetas que se lucran económicamente de la explotación sexual de estas mujeres. En muchas ocasiones son engañadas, manipuladas, y empujadas a una forma de vida que nadie desearíamos para nuestras hijas, amigas o hermanas. La trata, la explotación sexual y la prostitución causa un daño físico y psicológico muy grave a sus víctimas y en muchas ocasiones son invisibilizadas y olvidadas. El comercio sexual es una forma de violencia sobre la mujer y atenta de forma directa a los derechos humanos.

De la violencia de género en el entorno rural se puede salir

En tercer lugar, nos preocupa la situación de las mujeres que viven en entornos rurales, en municipios pequeños. También un reciente estudio apunta a que debemos acercarnos a estas mujeres. Acercar nuestros recursos. Por ello, una y otra vez en la campaña indicamos que profesionales de nuestros centros especializados podrán acercarse a ofrecer sus recursos y hacer valer sus derechos.

Los datos sociodemográficos de las víctimas de este estudio confirman que viven en general en entornos donde son habituales los modelos patriarcales, las creencias sexistas y discriminatorias de género, tanto en las familias de origen de las víctimas, como del agresor (un 47 % de las mujeres consideran a las familias de sus parejas o ex -parejas “machistas” y más del 80% de las mujeres entrevistadas hablan de la existencia de machismo generalizado en el mundo rural).

Se ha identificado en el curso de las entrevistas la existencia de violencia psicológica (100% de las mujeres), seguida de la física (78,26%) y la económica (56,52%) como las formas más prevalentes. La violencia sexual se ha identificado en un 39,13% de las mujeres víctimas y la ambiental en un 34,78%.

Casi todas las mujeres entrevistadas han permanecido en las relaciones de maltrato durante muchos años, una media de 20 años. Razones como la dependencia económica, el miedo al qué dirán, el miedo a la reacción del maltratador, el férreo control social y familiar, el desconocimiento de los recursos de protección y atención, o la desconfianza hacia la efectividad de los mismos, son algunos de los argumentos que explican la larga permanencia en esta situación de maltrato. – El estudio pone de manifiesto la necesidad de aumentar los recursos especializados en violencia de género, agilizar los trámites de divorcio o separación, mejorar la atención de las casas de acogida, y mejorar la coordinación entre recursos, para evitar su revictimización y mejorar la atención y protección de sus hijos e hijas.

De la violencia de género se puede salir a cualquier edad

Y nuestra cuarta mirada a las mujeres mayores de 65 años. La media de tiempo que permanecen en silencio es mucho más alta que los 8 años y 8 meses que antes mencionamos.

Un estudio cualitativo realizado en mujeres que han contado su situación informa de la especial gravedad de la violencia que las atrapa. El 98% de las mujeres mayores de 65 años atendidas tienen nacionalidad española. El 97% tienen hijos o hijas. El 67,6% viven solas. El 70% han vivido 21 años o más en el mismo lugar. El 60% residen en una ciudad pequeña, municipio rural o aldea aislada; el 27% en una ciudad mediana o en un entorno periurbano y el 13%, en una ciudad de más de 500.000 habitantes. La violencia de género muestra una larga trayectoria en una parte importante de las mujeres entrevistadas: el 40% ha sufrido violencia durante más de 40 años y el 27% ha estado sufriendo este tipo de violencia entre 20 y 30 años. Las razones por las que las mujeres entrevistadas refieren haber permanecido en la relación de pareja con el maltratador son diversas: el 35% admitieron haber tenido miedo a que las mataran y el 13% señala que no se admitían denuncias por este motivo. Un 32% manifiesta que lo hizo por sus hijos e hijas. Por todo ello, insistimos en nuestra campaña que nunca es tarde para cambiar de vida, y que cerca de ellas, en su ayuntamiento, los servicios sociales, los profesionales de la salud las pueden escuchar y ayudar.

Siempre en todas y cada una de las situaciones queremos insistir en el acceso a los recursos y el acceso a sus derechos.

Desde el Gobierno de Cantabria tenemos un fuerte compromiso con la lucha contra la violencia sobre las mujeres, apostamos por tener recursos de calidad, que no haya listas de espera y poder dar respuesta a la diversidad de situaciones de maltrato. No podemos dejar a nadie atrás y menos a tantas y tantas mujeres que sufren cada día.

By | 2020-11-24T08:55:36+00:00 23/11/2020|Campaña violencia de género, Portada|Comentarios desactivados en 25 DE NOVIEMBRE, DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES

About the Author: